”facebook” ”Instagram”

Huelga de deberes

Hola a tod@s

El tema del que voy a hablaros hoy es sobre los deberes. Sé que es un tema controvertido como casi todo lo relacionado con la educación y con los niños.  No soy psicóloga ni docente pero tengo dos niños en edad escolar (ambos en primaria) por lo que creo que tengo una opinión bien formada sobre este tema.

Hace unas semanas tanto en prensa escrita como la radio y la televisión nacional se hacían eco de la siguiente noticia que os resumo brevemente. La CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado) convocaba a padres y madres de la escuela pública a negarse a que sus hijos hicieran los deberes durante los fines de semana de Noviembre. Cada familia enviaba 3 tipos diferentes de carta (una al director, otra al tutor y la tercera al docente). En esta última se le deciá lo siguiente "En virtud de los derechos que me asisten, he priorizado las activades familiares, como no podía ser de otra manera y por tanto, los deberes escolares no han podido ser atendidos". 

En shock me quedo tras leer y escuchar esta noticia. Y no es porque no esté de acuerdo en que muchos niños llevan una carga de tareas a casa muy poco razonable tras pasar más de 8 horas lectivas. En mi opinión, después del cole, con repasar y leer un ratito debería ser suficiente. Para que esto funcione, los profesores han de dar el callo en clase y asegurarse de que en esas horas se aprende todo lo que luego les exigirán en los exámenes. Asi que vaya por delante que estoy totalmente de acuerdo en que ningún niño debería pasar más de media hora con tareas o deberes. 

Pero no, eso no es lo que me deja perpleja  sino el papel que los padres toman en esta historia.

Asi que yo me pregunto lo siguiente:

- ¿En qué lugar dejan a los profesores enfretándose a ellos con los niños de por medio? Evidentemente los docentes pierden autoridad y no debe ser fácil mantenerla hoy en dia.

-Más preocupante aún, ¿en qué lugar dejan a los niños? Para éstos es fundamental saber quién manda tanto en el colegio como en casa. ¿A quien deben hacer caso? Me parece una cruel disyuntiva para ellos y por otra parte,  sentirse tan defendidos desde el hogar les da un poder que no les corresponde ni les beneficia.

-Cuando vayan a la Universidad, (los que vayan), también se quejarán de todo lo que tienen que estudiar sus "niños"? o mejor áun ¿cuando consigan un trabajo también irán a quejarse al jefe o jefa de lo mucho que curran y lo poco que cobran? Podria seguir con más ejemplos sobre asuntos con los que los adultos nos frustramos continuamente pero los hacemos frente como podemos y con los recursos que nos dieron unos padres que siempre defendieron la figura del profesor y de la escuela. 

Yo en mi caso, si no estoy de acuerdo con algo que tenga que ver con la educación de mis hijos, lo hablaré(como ya lo he hecho en alguna ocasión) con sus profesores, con la dirección del colegio( o recogeré firmas como en el anuncio de Ikea) pero jamás diré en casa una palabra en contra de ninguno de ellos.  Los niños deben tener tan claro como el agua que sus padres y sus profesores se respetan.

Y aqui una última reflexión, cuidado con estos niños a los que ahora se les pone en el dificil papel de escudo entre padres y profesores. Son las generaciones del futuro y hemos de darles recursos para que se hagan fuertes e independientes. No queramos solucionar todos sus conflictos.

Y hasta aqui el post de hoy que espero no se os haya hecho muy largo y como siempre muchas gracias por pasaros por el blog.